Relator Especial de Medidas Coercitivas de la ONU condena sanciones a Venezuela

Las sanciones no son la respuesta a crisis, dijo el Relator Idriss Jazairy en Ginebra

Relator Especial de las Naciones Unidas, Idriss Jazairy.

Comunicado de prensa del Relator Especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos

Lea aquí el comunicado oficial en inglés

Las sanciones no son la respuesta a la creciente crisis en Venezuela y la comunidad internacional no debería imponerlas, dijo el Relator Especial de las Naciones Unidas, Idriss Jazairy.

“Las sanciones empeorarán la situación del pueblo venezolano, que ya está sufriendo una inflación desastrosa y una falta de acceso a alimentos y medicinas adecuadas”, dijo Jazairy.

El experto destacó que los esfuerzos que dañan la economía sólo conducirán a violaciones de los derechos de la gente común.

“Las sanciones son perjudiciales para cualquier Estado y pueden tener un impacto particularmente devastador en los ciudadanos de los países en desarrollo cuando perjudican a la economía”

“El diálogo es la base de la solución pacífica de las controversias”, señaló Jazairy.

“Los Estados deben entablar un diálogo constructivo con el Gobierno de Venezuela para encontrar soluciones a los retos muy reales que se enfrentan”.

Su llamamiento hizo eco de los comentarios del Portavoz del Secretario General de la ONU, quien señaló que el Secretario General “está convencido de que la crisis venezolana no puede ser resuelta mediante la imposición de medidas unilaterales, sino que requiere una solución política basada en el diálogo y el compromiso”.

El experto señaló a la atención la Declaración de las Naciones Unidas sobre los principios del derecho internacional relativos a las relaciones amistosas y la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, que insta a los Estados a que resuelvan sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas; Económicas, políticas o de otro tipo para coaccionar a otro Estado con respecto al ejercicio de sus derechos soberanos.

“Es vital que los Estados observen estos principios, especialmente en tiempos difíciles”, subrayó Jazairy.

“Insto a todos los países a que eviten aplicar sanciones a menos que sean aprobadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como lo exige la Carta de las Naciones Unidas”, concluyó el Relator Especial.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.