#DejenPasarALaPrensa: Periodistas rechazan paro convocado por la oposición

La etiqueta se convirtió rápidamente en tendencia hoy y la acogen tanto chavistas como opositores, prueba del hartazgo social en el país en contra la violencia y los llamados a la desobediencia civil

Los periodistas de medios de diversas tendencias políticas están furiosos con el paro y trancazo organizado por el ala radical de la oposición en Venezuela, pues no solo impide la labor informativa, sino obstaculiza la vida en el país y favorece las acciones violentas.

La etiqueta #DejenPasarALaPrensa se convirtió rápidamente en tendencia en Twitter primero en Caracas y luego en toda Venezuela, después de que @PeriodistaAlejo, de filiación antichavista, diera la voz de alarma:

Este paro fue convocado por la Mesa de la Unidad Democrática para forzar el cierre de empresas, obstaculizar el tránsito vial y generar desestabilización que finalmente se traduce en desprecio de la gente que se ve gravemente afectada por la situación que la derecha genera.

De acuerdo con @trendinaliaVE, una cuenta que sigue los temas que generan tendencia en Twitter desde Venezuela, en la primera media hora de vida de la etiqueta #DejenPasarALaPrensa, casi un millón de personas podrían haber visto los mensajes asociados a esta.

Esta reacción prueba que el deseo de paz transversaliza la sociedad venezolana, independientemente de la filiación política u origen social de sus ciudadanos. Es evidente -y así lo confirman también las encuestas- que hay consenso en el rechazo al uso ilegal, premeditado, calculado y sistemático de la violencia indiscriminada contra la población civil, para provocar miedo y un terror paralizante en la sociedad.

Hasta la Embajada de los Estados Unidos en Caracas ha alertado a sus nacionales sobre el carácter violento de las manifestaciones de la oposición, y les ha sugerido no acercarse a los lugares donde son convocadas protestas o “trancazos” (cierres de calle).

Muchas han sido las críticas que han dejado los usuarios en Twitter, comenzando por algunos de los opositores más radicales como los que manejan la cuenta del Partido Primero Justicia:

Por supuesto, también se escucharon los trinos de quienes desde las filas bolivarianas criticaron la inmoralidad de la élite opositora: