Claves de la encuesta que realiza hoy la oposición en Venezuela

La oposición venezolana ha convocado este domingo una consulta popular cuyo resultado podría ser disparar aún más la frustración de sus seguidores y la escalada de violencia

La oposición venezolana ha convocado este domingo una consulta popular que busca sacar a millones de personas a la calle con el fin de derrocar al Presidente Nicolás Maduro, con fallas como la que advierte la BBC :

Uno de los problemas de la consulta es que no habrá manera de evitar que alguien vote dos o más veces, por eso los dirigentes hacen un llamamiento a la “honestidad de la gente”.

El diario El País, lo enfatiza en la edición de hoy: “Poco han importado las formas a la hora de conseguir ese objetivo. No hay un padrón electoral claro y no es posible impedir que una persona vote varias veces.”

Esta es solo una de las vulnerabilidades de la encuesta opositora. Repasemos algunas de sus claves fundamentales:

  • En ninguna consulta electoral en el mundo tiene cabida recurrir a un acto de fe por parte de los electores, exigiéndoles exclusivamente que sean “honestos” y “cívicos” y no repitan su voto. Por tanto, desde ya se ve venir el fraude consultivo, cuyas costuras quedan a la luz con tales advertencias.
  • El llamado a “no repetir el voto” que han hecho algunos dirigentes opositores, parece ser un mensaje subliminal para que, por el contrario, los votantes se atrevan a repetir su firma y abultar los resultados.
Esta mañana así lo veían en la red social Twitter.
  • La Constitución venezolana en sus artículos 292 y 293 atribuye la competencia de convocar a elecciones, consultas y referendos al Consejo Nacional Electoral (CNE). La rectora principal del cuerpo colegiado, Socorro Hernández, afirmó que “cualquier otra consulta que quiera propiciar alguien no tiene carácter legal, al contrario, eso se puede considerar como usurpación de funciones”.
  • Los voceros de la MUD promueven la quema de cuadernos electorales supuestamente para generar confianza en las personas que asistan al plebiscito. Sin embargo, la misma MUD pasó buena parte de 2013 exigiendo auditorías y recuento de votos luego de las elecciones presidenciales, sus votantes no podrán ejercer ese derecho y conformarse con la “conciencia cívica” de sus organizadores.
  • Es evidente la desorganización de los puntos de votación de esta encuesta donde la gente entrega una boleta y firma un libro que poco después será quemado en la plaza pública, sin que se permita el control auditable. Contrasta con la manera en que se está desarrollando este domingo el simulacro electoral para la votación del 30 de julio a favor de la Asamblea Nacional Constituyente, que contará con 1942 puntos de votación abiertos a nivel nacional.
La oposición transmite a esta hora estos mensajes para reforzar la idea de que se quemarán los libros de firmas.
  • Sobre la base de tales irregularidad, la oposición quiere desconocer al Gobierno legalmente constituido e instaurar otro paralelo, sin medir las consecuencias que el hecho pueda representar para la paz y la convivencia del país.
  • Voceros gubernamentales han calificado la convocatoria de la encuesta como un acto de provocación carente de fundamento e irrespetuoso para las instituciones de la República Bolivariana de Venezuela.
  • Algunos voceros opositores han sido, igualmente, críticos. El ex secretario ejecutivo de la coalición antichavista, Chúo Torrealba, cuestionó la capacidad organizativa de la MUD aludiendo que sólo han logrado organizar las primarias internas gracias al apoyo de la plataforma tecnológica proporcionada por el CNE en su momento.
“Esta vez estamos haciendo un proceso de consulta, no a la militancia de partidos de oposición, sino a todo el país sin contar con la plataforma del CNE. Entonces, ¡por el amor de Dios! (…) ¿Para dónde va eso?”.
  • Sectores opositores muestran de antemano su frustración ante este proceso. Desde que el Presidente Maduro llegó al poder, la MUD decidió buscar en simultaneo su renuncia; generar una enmienda constitucional y activar un referendo revocatorio, para forjar el cambio de gobierno necesario para salir de la crisis. Todos estos mecanismos fracasaron. El politólogo Luis Salamanca advierte en el diario Panorama:
El riesgo de frustración de las bases opositoras también está latente, como pasó en 2016: cuando la militancia protestaba porque el poder electoral frenó un referendo revocatorio contra Maduro.
  • Lo que se deriva de esta situación es que con esta consulta, una vez más, defraudan a sus partidarios pues la encuesta no tiene validez jurídica, si acaso se observará una euforia que durará hasta que despierten y vuelvan a enfrentar la realidad de Maduro como Presidente. Llevan tres meses protestando, trancándose en sus vecindarios, obstruyendo vías, sin contar todos los hechos vandálicos y de carácter terrorista y los muertos que han producido en la andanada. Y aún así, no han logrado resquebrajar al gobierno.
Si votan 12 electores por minutos, ¿cómo la MUD va a recaudar 12 millones de votos? Infografía de CCS
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.